Tarta de melocoton en almibar sin horno

Tarta de melocoton en almibar sin horno

Aprende a hacer una gelatina que rinda mucho

CortezaPara 6-8 tartaletas o 1 corteza de tarta¾ taza (90g) de harina normal¼ taza (30g) de harina integral4 cucharadas soperas de aceite vegetal no refinado, a elegir1 taza (120g) de almendras molidas4-5 cucharadas soperas (60 - 75ml) de agua fría¼ cucharadita de té de salPrecalentar el horno a 175ºC (350ºF).En un bol mediano, mezclar las harinas, el aceite, la sal y la harina de almendras. Remover para mezclar. Añadir el agua y mezclar. Si la masa está demasiado seca, añadir más agua, una cucharadita cada vez. Verter la masa en moldes para tartaleta o tarta y presionar para formar la corteza. Picar la corteza con un tenedor y hornear durante 15 minutos.Relleno de crema de coco1 lata de leche de coco (entera)1 cucharadita de miel (u otro edulcorante líquido)Meter la lata en la nevera toda la noche. Retire con cuidado sólo la capa superior de crema, dejando la parte líquida. Viértala en un bol y añada el edulcorante líquido. Batir la leche de coco durante unos minutos con un batidor manual, hasta que quede cremosa y suave. Verter la crema de coco sobre las tartaletas o la base de tarta y decorar con rodajas de melocotón y fresas.

No te pierdas esta receta:  Pollo al horno tiempo y temperatura

ESPUMA DE UVA DELICIOSO POSTRE DEL DÍA

A continuación, sólo tienes que llevar la tarta montada y cruda a la nevera durante unos 15 minutos mientras el horno se calienta a 180ºC (temperatura media). Marca la diferencia empezar el proceso de cocción con la masa fría y el horno ya caliente. De esta forma, la masa tendrá una buena estructura y quedará crujiente.

También es fundamental hornear la tarta hasta que la masa esté dorada y crujiente, y las frutas también estén blandas y doradas. Todo lo delicioso que tiene un pastel bien horneado, lo tiene uno mal horneado.

Me gusta servir la crostata caliente, templada o, como mucho, a temperatura ambiente, creo que fría o helada pierde su encanto. La tarta horneada en el día es puro sueño, pero puedes hornearla hasta el día anterior y calentarla antes de servir (lo mismo con los trozos que sobren).

Receta casera de glucosa | DIY

Derretir la mantequilla en una sartén, añadir la harina, remover bien con la ayuda de unas varillas de alambre hasta que la harina absorba toda la grasa. Dejar cocer la harina algo menos de un minuto, pero sin que coja color.

No te pierdas esta receta:  Postres con naranjas sin horno

Lavar muy bien las patatas y, sin pelarlas, cortarlas por la mitad (a lo largo). Forrar una bandeja de horno con una hoja de papel de hornear, rociar con un poco de aceite de oliva y extender las patatas en la bandeja, con la parte cortada hacia abajo. Vuelva a rociarlas con un poco de aceite de oliva y hornéelas de 30 a 40 minutos.

Poner la manteca, los huevos y la sal en un bol. Mezclar con el batidor (provisto de gancho) o con las yemas de los dedos y, cuando todo esté ya incorporado, añadir la harina poco a poco, mezclando, pero sin amasar.

Dejar cocer otros 5 minutos a fuego lento. Añadir el atún escurrido, espolvorear el cilantro fresco y salpimentar. Retíralo del fuego, déjalo enfriar y utilízalo para rellenar tus tartas una vez frías.

LA MEJOR TORTA DE MORAS A LA FRANCESA

Estirar la masa con la ayuda de un rollo hasta que quede con el tamaño suficiente para cobrar una tarta de 23cm (si la masa se rompe al retirar del frigorífico juntar más un poco de mantequilla para amasar).

No te pierdas esta receta:  Cómo preparar muslitos de pollo al horno

Forrar la tartera con la masa y espalar las cerezas. Colocar el recipiente sobre los cereales y dejar en el horno unos 40 minutos o hasta que la tarta esté dorada. Lo ideal es cubrir la tarta con papel de aluminio para evitar que se queme.

Preparar la corteza: mezclar la harina, el azúcar y la sal, añadir la mantequilla y amasar hasta que quede como migas. Añadir el agua fría hasta que la masa se mantenga unida. Forme una bola, envuélvala en papel film y métala en el frigorífico.

Reparta las cerezas en el molde. Coloque el relleno sobre las cerezas y hornee durante unos 40 minutos o hasta que la tarta esté dorada. Lo ideal es forrar el borde de la tarta con papel de aluminio para evitar que se queme.

¡No te lo puedes perder!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir