Redondo de ternera al horno con vino tinto

Redondo de ternera al horno con vino tinto

Ternera al horno aromatizada

Lavar la pechuga, ponerla en una fuente de horno y, con la ayuda de un cuchillo, hacer pequeños agujeros. Sazonar con aceite de oliva, sal, pimienta negra, cebolla, ajo y dejar reposar 20 minutos. Cubrir con papel de aluminio y hornear a 180º durante unos 25 minutos. Retirar el papel de aluminio y volver a meter en el horno otros 10 minutos para que se dore.

Cortar la carne en trozos grandes. Pelar y picar las cebollas. Lavar y trocear los tomates. Picar el perejil. Pelar y cortar las zanahorias en rodajas gruesas. En una sartén, añade el aceite y pon encima la carne y todos los ingredientes. Saltear a fuego medio. Cuando la carne se dore, añadir un poco de agua. Tapar y cocer a fuego lento. En cuanto la carne esté tierna, destapar la cazuela y esperar a que la salsa hierva a fuego lento. Servir la carne con la salsa colada.

Sazonar la carne con salvia, sal y pimienta negra. Déjelo degustar durante 30 minutos. Añadir la leche y dejar reposar 1 hora en el frigorífico. A continuación, poner el aceite de oliva en una sartén y dorar la carne. Reservar la leche con los condimentos. Añadir la cebolla y dorar rápidamente. Añadir la leche reservada. Cocer a fuego lento durante 30 minutos o hasta que estén tiernos. Sacar la carne, cortarla en rodajas y colocarla en una fuente, manteniéndola caliente. En el cazo con la leche, añadir poco a poco la harina de trigo. Dejar cocer, removiendo constantemente hasta que se forme una crema. Añadir la nata y el queso y mezclar. En cuanto hierva, apaga el fuego. Cubrir la carne y servir con arroz blanco.

No te pierdas esta receta:  Receta de calabacin al horno con jamon y queso

Recetas de ternera

Ingredientes (para 4 personas): 4 trozos de ossobuco (para rabada, utilizar 1,2 kg), aceite de oliva, sal al gusto, 1 cebolla blanca grande picada, 5 dientes de ajo machacados, 1/2 taza de salchicha calabresa picada (o tocino), 1 vaso de vino tinto seco y con cuerpo, 2 latas de tomates sin semillas, 1/2 taza de tomates secos (sin aceite), 1 cucharadita de orégano seco, 1/2 cucharadita de romero, 4 lonchas de jamón de parma.

Dorar la cebolla picada y añadir los dientes de ajo. Cuando estén blandas, añadir la salchicha y dejar que se dore un poco, soltando la grasa. Añadir el vino tinto y dejar que se evapore el alcohol. Añadir los tomates (los tomates pelados de la lata con el zumo y los tomates secos) y el condimento y volver a poner la carne en la sartén, teniendo cuidado de que quede sumergida en la salsa.

Coger el filete y disponer encima las lonchas de jamón. Extender la gelatina por encima y luego la pasta de champiñones, justo en el centro. Deje los bordes sin rellenar. Doblar una parte del filete y luego la otra, cerrando los extremos. Envolver el filete con el hilo para que quede redondo y firme. Reservar la sartén en la que se ha hecho la pasta de setas.

Receta de ternera asada Sever do vouga

Platos típicos de Belmonte como el cabrito asado, la caldereta de cabrito, la Chanfana, el cordero asado al horno y dulces típicos como la Torta de canela, el Huevo con leche, el Arroz con leche, las Galletas y los Filhós, abren el apetito de los lugareños y despiertan la curiosidad de los que visitan la comarca, haciendo que quieran probar y volver.

La gastronomía es uno de los puntos fuertes del municipio de Caminha. Del 26 al 28 de febrero, disfrute del Robalo Escalado do Mar da Ínsua y de la crema de leite queimado, delicias gastronómicas locales, en uno de los restaurantes participantes del municipio.

Ternera al horno

Vertí aceite de oliva, manteca de cerdo y mantequilla en una bandeja de barro. Añadí sal, pimienta y una hoja de laurel, la carne y las cebollas nuevas peladas y lo metí en el horno a 160º C. Me di la vuelta y rocié la carne con la salsa. Cuando estaba dorado y las cebollas blandas (después de 45 minutos), lo saqué del horno y lo serví con unas espinacas cocidas.

No te pierdas esta receta:  Bacalao fresco al horno con pimentón

"Muy bueno en la cata, ofrece todo lo que se le supone a un vino del año: fruta, frescura, facilidad de degustación, paso de boca suave pero con algo de cuerpo, sin taninos complicados, todo muy fácil y agradable..."

Acompañó a una paletilla de cerdo con hueso, untada con una pasta de manteca de cerdo, ajo, pimienta negra y sal, regada con un poco de vino blanco que se fue a asar al horno a 170º C, junto con patatas nuevas con piel. Unos brotes hervidos completaban el plato.

Con este calor, apetece poco comer cosas pesadas. Aun así, me apetecía un guiso de alubias a la marinera acompañado de un vino espumoso. Compré un cóctel de marisco en la maqueta. Venía en una bonita caja de papel y tenía marisco y calamares. Pero si era marisco, ¿por qué tiene el calamar y la harina sabor a cangrejo? Las cosas del tío Belmiro... ¡De todos modos!

¡No te lo puedes perder!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir